Colonia Condesa

La Colonia Condesa es una zona de la Ciudad de México en la Delegación Cuauhtémoc, unos 4 a 5 km al oeste del Zócalo.

La zona consiste de tres colonias: la Colonia Condesa, la Colonia Hipódromo y la Colonia Hipódromo Condesa, y es muy conocida por la gran cantidad de cafés, librerías, restaurantes, galerías y boutiques, así como por su vida cultural y nocturna. La Condesa comparte su frontera y espíritu bohemio con la Colonia Roma, y juntas forman el llamado Corredor Cultural Roma Condesa. Una de las principales características actuales de la colonia Condesa es la juventud de sus colonos, lo que le proporciona un aire cosmopolita, representado de forma más visible por su vida nocturna y gastronómica, un estilo de vida desenfadado, donde las bicicletas retro y la compañía de los perros como mascotas salpican sus calles y pegatina alternativa. Asimismo, es común la filmación de películas, comerciales o programas de televisión en las calles.

La mayor parte de la nomenclatura de sus calles tiene nombres de ciudades de México —similar a la Colonia Roma— y la avenidas transversales con los de los Niños héroes. Cuatro excepciones son las avenidas Amsterdam, Alfonso Reyes y Benjamín Hill y la calle Antonio Solá.

Junto con Polanco, la Colonia Del Valle, San Ángel, Jardines Del Pedregal, Lomas de Chapultepec, Ciudad Satélite, Interlomas, Bosques de las Lomas y Santa Fe, es parte del eje de mayor desarrollo de la capital de México y zona metropolitana. Todas estas zonas conforman un núcleo central donde convergen usos mixtos (residenciales, comerciales y corporativos) y donde se recibe además, diariamente, una densa población flotante que hace uso de su infraestructura pública (parques, centros comerciales, vialidades, etcétera), además de que son las zonas donde vive la población con mayor poder adquisitivo en toda la ciudad.

Antecedentes

En la época de la Nueva España, entre el pueblo de Tacubaya y el pueblo de la Romita se ubicó la hacienda de Santa María del Arenal, la cual pasó por varios dueños hasta el año de 1704, cuando fue adquirida por la familia de la Condesa de Miravalle, doña María Magdalena Catarina Dávalos de Bracamonte y Orozco, de cuyo título toma el nombre.

Desarrollo

El desarrollo de la zona comenzó al iniciar el siglo XX, cuando se fraccionó una pequeña parte ubicada al norte de la hacienda, entre la colonia Roma, el antiguo casco de la hacienda y el acueducto de Chapultepec, donde se ubicaba una avenida arbolada con grandes fresnos que diera origen a la avenida Nuevo León (que se convierte en avenida Oaxaca en la colonia Roma Norte).

El Jockey Club de México, que tenía su sede en la actual Casa del Lago en el Bosque de Chapultepec, construyó un hipódromo, mismo que operó hasta la década de 1920. El casco de la hacienda pasó a manos de la familia Escandón, que le dio su aspecto original, y funciona como sede de la embajada de Rusia en México.

Plaza de toros El Toreo de la Condesa y el Toreo de Cuatro Caminos

Dentro de los terrenos que ocupa la tienda departamental El Palacio de Hierro se inauguró el 22 de septiembre de 1907 la plaza de toros El Toreo, mejor conocida como El Toreo de la Condesa. En la función inaugural estuvieron los toreros Manuel González Rerre, Agustín Velasco Fuentes y los novilleros Samuel Solís y Pascual Bueno, lidiando ocho reses de la divisa de Tepeyehualco. Su última corrida fue el 19 de mayo de 1946, luego de lo cual esta plaza, la mayor de América, fue desmontada. Con la estructura del Toreo de la Condesa se armó el Toreo de Cuatro Caminos, y tiempo después se le agregó una gran cúpula, que existió hasta 2008.

Al terminar la Revolución mexicana y ante la demanda de espacios urbanos como consecuencia de la expansión de la ciudad, la Compañía Fraccionadora y Constructora de la Condesa decidió fraccionar los terrenos del hipódromo.

La zona fue dotada con amplios boulevares y camellones, glorietas, fuentes y dos grandes parques: el Parque España y el Parque México, cuyo nombre original era General San Martín. Se respetó parte del trazo del antiguo hipódromo, que dio origen a la Avenida Amsterdam y se caracteriza por su trazo elíptico. Lo anterior hace que el espacio asignado de áreas verdes sea casi del 40 por ciento de la superficie total de la colonia. Esto aumentó el atractivo de las zonas para vivir.

Desde su fundación, en 1927, la Colonia Condesa fue el asiento de la clase media alta de la ciudad, entre ellos miembros de la comunidad judía mexicana, así como de muchas comunidades extranjeras asentadas en la Ciudad de México.

Rehabilitación de la colonia

Después del terremoto de 1985, que provocó en parte un despoblamiento de la zona y por el deterioro sufrido por algunos edificios y por el hundimiento debido a las características del suelo del Valle de México, la zona vive hoy un renacimiento.

Debido a que la zona concentra un buen número de restaurantes, librerías y cafés (que en los últimos años, al igual que en París, comenzaron a ocupar las anchas banquetas) y a la proliferación de galerías de arte, boutiques de moda, centros culturales y áreas verdes, así como por su patrimonio arquitectónico, la colonia atrae a personas de varios puntos de la ciudad (turistas nacionales y extranjeros) que buscan el ambiente y vida del lugar.

En el 2002, la Condesa celebró sus primeros cien años de haber sido fundada, y los camellones de la Condesa son parte de lo más significativo de ella, ya que exhiben una apariencia hermosa, mezclada con sus árboles de flores lilas, donde las bancas son testigo de la centenaria arquitectura del paisaje.

La zona fue seriamente afectada por el Terremoto del 19 de septiembre del 2017, cuando colapsaron el edificio Álvaro Obregón 286 y otro en Avenida Ámsterdam 109 esquina con Laredo.1

Residentes célebres

Entre los personajes famosos que han habitado la colonia destacan los siguientes: