Paseo de la Reforma

El paseo de la Reforma es la avenida más importante y emblemática de la Ciudad de México. Originalmente, se llamó Paseo de la Emperatriz o Paseo del Emperador, ya que su trazo fue encargado por Maximiliano I de México durante el Segundo Imperio Mexicano.

Por su zona más céntrica han transcurrido hechos históricos de importancia para la capital.  Es centro frecuente de manifestaciones y celebraciones populares, conciertos y actividades cívicas. En su recorrido se ubican monumentos esenciales de la capital de México como el Ángel de la Independencia (que a menudo es tomado como un símbolo de la ciudad) edificios prominentes, entre ellos la Torre Reforma, el más alto de la ciudad, así como otros de interés financiero y comercial. Diversos estilos arquitectónicos pueden hallarse en el paseo debido a sus diferentes periodos históricos, desde los pocos vestigios del modernismo, el estilo internacional de los cincuenta hasta la arquitectura más contemporánea.